Natalia Fures: «Me quedé bailando toda la noche y me explotó la cabeza…»

820
Natalia Fures - Tango
Natalia Fures

“Me quedé bailando toda la noche y me explotó la cabeza, dije ‘che, quiero meterme más, más’”, recuerda Natalia Fures. Pasaron muchos años de esa noche cuando, con 19 años, decidió que la danza –y concretamente, el tango– eran su camino a seguir. Ahora, con treintipico, es una máquina de trabajar: clases grupales, particulares, exhibiciones, performances como DJ Furia y hasta la organización de fiestas y milongas. Una actividad intensa que entre septiembre y noviembre la llevarán por los caminos europeos, incluyendo Alemania.

Aunque sus primeras armas en el tango fueron desde un costado más bien tradicional (“tradi”, dice ella), con el correr de los años incorporó muchos elementos de otras disciplinas (como la técnica Alexander, con Ana Frenkel, y el contact), y musicalmente del tango contemporáneo, tanto en su trabajo docente como en su oficio de dj, donde incluso ahora empezó a armar sus propias pistas. Además, encontró un camino en el trabajo conjunto con otras mujeres: Julieta Falivene –su amiga y socia en La Bicicleta– y ahora Anahí Carballo –célebre directora de la compañía Tango entre mujeres–, con la que participó en la edición 2023 del Mundial de Tango BA.

¿Cómo aparece el tango del siglo XXI en tu camino?

A mí me llegó por el feminismo Después del movimiento Ni Una Menos en la Argentina surge el Movimiento Feminista de Tango. Cuando estábamos organizando las actividades empezamos a discutir sobre qué dicen las letras, que no nos representan, nos pusimos a ver qué pasa con las voces de mujeres, dónde están que no las escuchamos en las milongas. En las letras no nos sentíamos representadas, no aparecían nuestras quejas o nuestras historias. Entonces empecé a buscar alternativas a la música que venía escuchando desde hace muchos años. Y empecé a sentir que es necesario también seguir dándole vida al tango.

A mí me encantan las orquestas clásicas, me encanta Pugliese y me encanta Troilo, pero en la música también hay un montón de personas que hoy están haciendo un montón por el tango, que están expandiendo y desarrollando el género, ¿no? Entonces me llegó así, por un compromiso más político con las músicas contemporáneas y también las voces de mujeres.


Natalia Fures - Tango DJ

«En las letras no nos sentíamos representadas, no aparecían nuestras quejas o nuestras historias..»

— Natalia Fures

Mencionas lo del MFT y vos ya de antes construías un espacio con otra mujer, que era Julieta, y La Bicicleta.¿Cómo fue esa construcción?

Lo de Juli y la bicicleta tuvo que ver con las adversidades que nos puso la vida. Yo no es que un día me levanté y dije “ay, quiero armar un espacio con una mujer”. Fue algo que tuve que hacer por encontrarme con un montón de trabas, para poder seguir trabajando con el tango y sentirme cómoda. De hecho, en La Bicicleta al inicio éramos dos mujeres y un chico, y un poco por tener problemas con esta tercera persona, que muchas cosas tenían que ver con su ser varón, nos unimos las mujeres y el otro quedó desplazado. El objetivo era como una supervivencia, de que nosotros necesitábamos seguir trabajando. Ahí nos dimos cuenta de que sí podíamos vivir de esto, cobrar algo acorde al trabajo que hacíamos y que además estábamos mucho más cómodas trabajando entre nosotras. Después vino el Ni Una Menos y de pronto todo eso que nosotras veníamos desarrollando tenía un sentido, no éramos dos locas queriendo hacer algo ridículo.

¿Cómo se gestó la pareja de baile con Carballo?

Tuve varias parejas de baile y no funcionaron. Me costó construir, y más desde todo el movimiento Ni Una Menos y tomar consciencia de un montón de situaciones que sufrimos como mujeres que no tenía ganas de pasar. Ahora ya desde hace muchos años me siento mucho más cómoda trabajando con mujeres. Podriá ser un varón, pero uno que comprenda un poco la realidad y que la pueda mirar desde esa óptica feminista, transfeminista, de perspectiva de género o como quieras llamarlo. Ahora realmente siento que estoy para construir un proyecto de pareja, que antes no había podido construir salvo con Juli, pero con ella más desde las clases y desde la gestión, que un producto de baile.

En tu rol cómo dj estás haciendo mash ups y pasás tangos nuevos, ¿cómo es esa experiencia?

Mezclar lo que se canta es como un paso extra. Estoy muy motivada con ese proyecto, pero es un proyecto bebé todavía.

Lo mostrás en eventos como el Festival de Electrotango, donde te dejan jugar.

Sí, sí. Es algo bastante reciente, pero siento que te da la posibilidad de tocar y experimentar un poco más y tener un rol un poco más creativo y también activo, porque digamos lo que hace el musicalizador de tango es hacer una playlist, ¿no? Esto de tocar, de mezclar, de pensar la noche como con una continuidad sin que haya cortes e ir enlazando un tema con otro, o usar textos.

¿Por qué te interesa tanto el texto, el habla en tus mash ups?

Yo tengo una obsesión con los textos. Me encanta trabajar con ellos, cuando bailo siempre quiero poner un texto, cuando hago algo siempre quiero que esté la palabra porque hay un montón de cosas que se transmiten desde ahí que es muy difícil lograr desde otro lado.


Vuelvo a tu faceta creativa como dj, contrasta con la posición de muchos djs (y organizadores de milongas y milongueros) que sostienen que el musicalizador tiene que pasar sólo lo que el público quiere escuchar. Algunos le dicen “dj empleados”.


Yo no me puedo sentir DJ empleado. Me aburro, se me seca el corazón. Y lo veo no solo en el tango. Vas a cualquier lugar a bailar música cachengue y te das cuenta cuando el dj está eligiendo los temas porque es lo que la gente espera o porque el tema que sonó en la radio o Spotify, y cuando hay una propuesta distinta. Yo no quiero estar haciendo lo que la gente me pide, sí obviamente que la tengo en cuenta, pero tiene que pasar por un filtro. Tiene que ser algo que a mí también me movilice. Siempre tengo la necesidad de hacer algún tipo de bajada, no es que solamente estoy siendo la DJ de un evento, sino que estoy haciendo una propuesta creativa, artística y con algún contenido, con algún mensaje. Entonces me completa en ese sentido. Siento que cierra con un montón de lugares y que es más una propuesta artística.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí